Sports News 247

Geraldo Perdomo, substancia tipo toletera

0

[ad_1]

Image credit: Bill Streicher – USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

A menos que vivas en los estados desérticos, y quizás ni siquiera así, puede que no hayas prestado mucha atención a los Diamondbacks del 2022. Tras una temporada 2021 de 110 derrotas, la plantilla ha experimentado un impresionante repunte gracias a la llegada de jugadores como Christian Walker y Zac Gallen. Un jugador joven que no pareció unirse al paso adelante colectivo fue Geraldo Perdomo, quien pasó un año entero dejándose pisotear por la Liga después de que el parador en corto titular Nick Ahmed viera su temporada aniquilada por una lesión de hombro. Perdomo ocupaba el cuarto lugar en el sistema de las Serpientes esa temporada invernal, y nuestro artículo lo describía como un “bateador ambidiestro orientado al contacto, con más explosión presente desde el lado izquierdo que desde el derecho, pero en general más un jugador ofensivo del tipo líneas de  callejón a callejón”.

Estadísticamente hablando, ninguno de los jugadores que hemos visto ha coincidido con esa descripción.

Año OPS+ wRC+ DRC+
2022 58 58 78
2023 161 153 102

A Perdomo se le quitaba el bate de las manos en su temporada de 22 años, de forma similar a como le fue a su coequipero, Ketel Marté, a la misma edad como Marinero de Seattle. Un año después, Perdomo lidera a todos los paradores en corto del béisbol en OPS (mín. 100 apariciones) por un margen significativo. Es cierto que ese ritmo se ha ralentizado significativamente en mayo, pero ¿no es para eso para lo que sirven las estadísticas de abril? Además, hay indicios de que el joven campocorto está haciendo sus propios ajustes: a la luz de una literal reducción a la mitad de su BABIP este mes (.243), está trabajando conteos y tomando más bases por bolas (16.6% en mayo), y su reducido ISO de .167 es terrenal pero aún impresionante, ubicándose en el mismo rango en que Jeremy Peña, Willy Adámes y Xander Bogaerts han producido durante el año.

Así que, sí… no es real. Lo siento, a menos que este sea el primer artículo de béisbol en el que has hecho clic en tu vida (en cuyo caso, bienvenido, y gracias por suscribirte con fe ciega), ya sabes cómo funcionan estos artículos. Un jugador relativamente desconocido tiene un buen comienzo, los número periféricos explican por qué no es sostenible, etc., etc. Lo sé. No es la parte más glamorosa del trabajo, explicar por qué la agradable sorpresa es un espejismo, y cómo la respuesta aburrida suele ser la correcta. Occam realmente no necesita un publicista. Así que pido disculpas al jugador cuyo xBA está 100 puntos por debajo de su promedio de bateo real, y cuyo xSLG está más de 200 puntos por debajo (.297 para un SLG de .519)… pero sí, espero que lo hayas disfrutado. Pero lo interesante aquí no es hacia dónde se dirigen los números de Perdomo, sino cómo llegaron aquí en primer lugar.

Geraldo Perdomo ha bateado 13 extra bases en lo que va de año—ocho dobles, un triple y cuatro cuadrangulares—en 130 apariciones al plato. Tendemos a pensar en el porcentaje de slugging en términos de potencia, porque se llama literalmente “porcentaje de slugging”, pero lo que realmente importa es dónde se encuentra el corredor cuando se pide el tiempo. Cataloguemos todos el slugging de Perdomo, línea por línea:

DOBLES

Fecha VS Distancia Descripción
2/4/23 69.3 191 Jalada por la línea del jardín derecho, rodando hasta territorio de foul.
4/4/23 90.7 285 Soltada espantosamente por David Dahl. Pudo haber jugada en segunda pero el tiro fue a home.
8/4/23 100.9 275 Jalada por la línea del jardín derecho. Doblete limpio y fuerte.
19/4/23 94.2 4 Roletazo a tercera, pega en la base y rueda hasta territorio de foul.
21/4/23 94.8 204 Jalada por la línea de jardín derecho hasta la pared, fair por centímetros.
25/4/23 91.7 281 Hit al callejón de jardín derecho cortado por el jardinero central. Doblete de piernas.
3/5/23 100.7 187 Jalada por la línea del jardín derecho, rodando hasta territorio de foul.
22/5/23 95.2 111 Roletazo entre primera y segunda, recogida por Castellanos. Avanza en el tiro. El narrador lo canta como sencillo.

Así que tenemos dos dobles que probablemente deberían haber sido outs, cuatro más que fueron buenos batazos fuertes pero que estuvieron a nada de ser tres fouls, y un par de sencillos donde las bases extras fueron tomadas o regaladas. Sólo uno de ellos llega al muro. Un par de ironías en juego aquí: si Perdomo (o los corredores) fueran un poco más rápidos, un par de esos batazos habrían sido triples, haciéndolo lucir aún más fuerte. Y también, este rendimiento es un pequeño desafío a las estadísticas esperadas de Statcast, que no tienen en cuenta la dirección en sus cálculos, sólo la velocidad de salida y el ángulo. Perdomo tiene una estrategia clara y viable para jalar lanzamientos adentro, y xSLG no puede recompensarle por ello.

TRIPLES

Fecha VS Distancia Descripción
20/4/23 100.1 280 Jalada por la línea del jardín derecho, rodando hasta territorio de foul.

Igual que sus dobletes, excepto conectados más fuerte, el jardinero derecho Tatis está en el lado opuesto, y no hay corredor delante para bloquear el camino de Perdomo. Y sin embargo, toda la jugada sigue siendo bendita: esta vez la pelota salpica tiza en el impacto, tocando la línea a la distancia de un campo de fútbol americano del home plate. La pelota golpea un punto blando de la pared y muere, obligando al jardinero a correr hasta la esquina para recuperarla. Y el tiro le supera. Sólo se libra cuando la pelota sale del guante de Manny Machado, que intenta tocarle antes de asegurarla.

CUADRANGULARES

Fecha VS Distancia Descripción
8/4/23 98.6 371 Una de esas bolas rápidas adentro que tanto le gustan; esta vez logra abanicar justo a tiempo.
29/4/23 101.9 413 Coors. Brooks la ve como cambio de velocidad, pero a mi me parece una bola rápida de sólo 84 mph en el corazón del plato.
15/5/23 98.2 368 Slider en cuenta de 1-1 que quiere salir de la zona pero no lo logra; jalada a jardín derecho. Buen swing.
19/5/23 102.9 405 Callejón de jardín derecho, apenas dos filas afuera. Cuenta de 3 y 1 pero no un lanzamiento para rendirse.

Ninguno de estos cuadrangulares va a terminar en ningún programa de jugadas más destacadas de 2023, excepto tal vez el de la familia de Geraldo Perdomo, pero tampoco ninguno de ellos son de los baratísimos del horrible estadio de Houston.

Por supuesto, hemos pasado la mayor parte del artículo sin hablar de la verdadera razón del éxito de Perdomo en 2023: Rob Manfred. Escritores como Russell Carleton y Joe Sheehan han condenado (con razón) la prohibición de los reacomodos defensivos como un lavaojos, un gesto elaborado para un público ficticio que no hace nada para cambiar los enfoques de los bateadores, sólo recompensa a los toleteros con el sencillo ocasional cuando fallan en su objetivo principal. Todo es absolutamente cierto. Pero también hay jugadores como Perdomo, bateadores de puro jalón que intentan pegarle donde no están parados, sólo que no tienen muchas opciones. (Sólo cinco de los 34 hits de Perdomo han sido en el lado opuesto del diamante, y eso incluye un pique Baltimore y un toque).

La fórmula para Perdomo es bastante sencilla: tratar de jalar batazos de línea, y tomar una base o dos dependiendo de hacia dónde se zambulla el primera base y no la atrape. Le han sonreído todo tipo de fuerzas desde todas las direcciones para aterrizar donde está, aquí a finales de mayo. Esa abundancia de suerte ha ocultado, contraintuitivamente, algunos progresos tangibles de menor importancia. Pero eso no es exclusivo de Perdomo. Todos tenemos bastante suerte, si nos paramos a buscarla.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now



[ad_2]

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.